Aprovechar recetas para ollas a presión

Marta 20 febrero 2013 0


Las ollas a presion habían quedado relegadas a las casas de nuestros padres, ya que nadie las utilizaba, debido a la bonanza económica y a los cambios en la alimentación, que dejaron a los platos de cuchara en un segundo plano.

Hoy, las ollas a presión han resurgido de sus cenizas y cada vez más personas se interesan por ellas. Por un lado, el aumento de los precios de la energía ha hecho que mucha gente se interese por fórmulas para ahorrar tanto electricidad como gas, y la olla a presión es una forma de ahorrar.

La cocción se reduce de forma drástica cuando usamos una olla, por lo que gastamos mucha menos energía, y la factura a final de mes se reduce. En unas lentejas, por ejemplo, estamos hablando de 20 minutos de media en una olla a presión frente a dos horas en una cazuela normal.

Por otro lado, la crisis económica tiene una parte positiva, ya que muchas personas han tenido que volver a los platos de cuchara para ahorrar en alimentación, por lo que en muchas casas se comen legumbres mucho más a menudo que antes.

De esta manera, son muchos los que se enfrentan a la compra de una olla a presión por primera vez, y se sienten perdidos ante la diversidad de precios que encuentran en el mercado. Mi consejo es que se compre la mejor olla que se puedan permitir, ya que es una inversión a largo plazo.

Una buena olla durará muchos años con el mantenimiento adecuado, que se reduce a limpiarla bien y a cambiar la goma de la tapa, que es la que hace que la presión o se escape, cuando lo recomiende el fabricante. Debido al cambio de la goma, lo mejor es comprar una olla de marca reconocida, para no tener problemas después.

Para finalizar, además de por la duración, te recomiendo que compres una olla a presión de calidad por seguridad. No hay que olvidar que en el interior se alcanza mucha presión, lo cual puede provocar algún accidente si los materiales no son de calidad o si el manejo no es el adecuado.

Búsquedas Relacionadas:

  • olla a presion