Calabacines rellenos de jamón ibérico

Marta 17 abril 2014 0

Calabacines rellenos

¿A vosotros también os vuelven locos los rellenos en la cocina? Ya sea aguacates, croissants, panes redondos… así que hoy os voy a enseñar una receta muy fácil y rápida en la que rellenaremos unos calabacines frescos con jamón ibérico de bellota, para que apreciéis bien el contraste de sabores. También podríais añadirle setas, pero como esta vez tenía un jamón tan bueno, he preferido no incluirlas en esta receta.

 

Ingredientes (para 4 personas)

  • 4 calabacines, lo que será un calabacín por persona
  • 200 gramos de jamón ibérico de bellota en taquitos
  • 1 cebolla pequeña
  • 150 gramos de queso parmesano (rallado)
  • 200 mililitros de salsa bechamel
  • Sal gorda

 

Cómo prepararlo

Empezamos por lavar bien los calabacines, quitándoles luego las partes delantera y trasera. Si son muy grandes, los partimos a lo largo por la mitad (y luego, de nuevo, cada mitad por la mitad), pero si son de tamaño mediano, es mejor cortarlo solo en dos partes para que quede como una tacita. Luego metemos los calabacines ya cortados en una olla con agua y un puñado de sal gorda para ponerlo al fuego. No hace falta que esperemos a que se caliente el agua, los metemos desde el primer momento, y una vez empiece a hervir, contamos 20 minutos. Luego los sacamos y los ponemos a escurrir para que se vayan enfriando (unos 15 minutos).

Mientras cortamos la cebolla y los calabacines también en trozos pequeñitos, en una sartén con aceite pondremos la cebolla hasta que coja color. Cuando lo haga, añadimos el jamón ibérico de bellota y lo dejamos unos minutos para que suelte el sabor. Luego lo retiramos del fuego. En cuanto al jamón ibérico, yo he usado el de Guijuelo Directo, comprando la pieza loncheada nos envían un sobre de jamón cortado en taquitos muy pequeños, ideales para que resalte más su sabor.

Cuando ya estén fríos los calabacines, los vaciamos con una cuchara de postre y con cuidado de no romperlos. La pulpa que quitemos la vamos dejando en un escurridor, porque suelta agua. Cuando tengamos todo vacío en el mismo escurridor, echaremos el jamón ibérico de bellota con la cebolla que habíamos estado cocinando. Lo mezclamos todo, lo dejaremos escurrir y lo aplastaremos un poco durante unos 5 minutos.

Ahora ya está listo todo, solo hace falta rellenar. Vamos poniendo el relleno bien mezclado dentro de los calabacines, y luego hacemos una “tapa” con bechamel. Cubrimos luego la tapa de bechamel con el parmesano rallado.

Por último, precalentamos el horno a 200º, en modo gratinar, unos 10 minutos. Después colocamos la bandeja con los calabacines y los dejamos otros 10 minutos más sin cambiar nada del horno.

 

¡Y ya está hecho! Disfruta de tus calabacines rellenos de jamón ibérico.