Gastronomía madrileña

Pablo 25 Diciembre 2014 0


Surf-cocochas

En la cocina madrileña predomina la fritura. Algunos de los platos típicos son los churros, los calamares a la romana, la tortilla de patatas, los bocadillos de calamares, los chopitos y las patatas bravas. Frutos como la fresa, el melón, verduras como las castañas tienen protagonismo. La uva se consume mucho en invierno.

Es muy común el consumo de garbanzos al que se recurre para la preparación de potaje.

Verduras como los pepinillos, escabeches, berenjenas, aceitunas, las cuales la gente los emplea mucho para las fiestas y actividades sociales.

La variedad cárnica de Madrid es también amplia, a pesar de que en la antigüedad su consumo estaba sólo restringido a la clase social alta. Algunos manjares muy conocidos son las gallinejas, los callos, entresijos, criadillas y zarajos.

Carne de caza que se comercialice mucho en Madrid está la del jabalí, la perdiz, el faisán y el gamo. Los mercados también ofrecen los embutidos.

Los platos madrileños emblemáticos de la zona son el cocido madrileño, los callos a la madrileña, Judías a lo Tío Locas, sopas de ajo; también encuentras orejas a la plancha, pincho a la tortilla, patatas bravas, huevos estrellados, caracoles a la madrileña y gallinejas.

La denominación a la “madrileña” cuando se toca el arte culinario de esta zona se refiere a la simplicidad que  caracteriza su cocina.

De Madrid no podemos olvidar su repostería que, bastante conocida es, aunque los madrileños no son que digamos muy amantes al dulce.  La pastelería es tradicional de Madrid, y los que más se destacan son los buñuelos de viento, los picatostes, las napolitanas, las agujas de ternera, los barquillos, etc..