Scones, una delicia a la hora del té

blogerredas 22 noviembre 2010 0

Scones


El “five o´ clock tea” es una costumbre tradicional del Reino Unido, por lo que es completamente lógico que bocaditos como los scones hayan nacido en tierras escocesas. Estos exquisitos panecillos redondos son ideales para acompañar nuestras meriendas, y su sabor suele ser inconfundible.

Aunque no vivamos en el Reino Unido, podemos jugar a tener nuestro propio “five o´ clock tea” preparando unos deliciosos scones para convidar a quienes invitemos a nuestra casa a merendar.

Para poder realizar estos bocadillos debemos correr a nuestra alacena (o al supermercado, en caso de que nuestra cocina esté vacía por completo) y buscar 80 gramos de manteca fría, 400 gramos de harina 0000, 80 gramos de azúcar, 15 gramos de polvo para hornear, 50 cc. De leche, 60 cc de crema de leche, un huevo, una pizca de sal y la cantidad de yemas que creamos necesaria.

Primero deberemos realizar un arenado fino con la manteca, la harina, el azúcar, el polvo de hornear y la sal. Paralelamente a esto, mezclaremos la leche, la crema de leche y el huevo. Una vez que hayamos hecho esto, mezclaremos las dos preparaciones sin amasar demasiado.

Estiraremos en ese momento la masa, le daremos un doblés, y cortaremos bocaditos con el molde deseado. Cuando hayamos realizado este último paso, pintaremos los bocaditos con las yemas.

Así, nuestros scones estarán listos para ser llevados al horno, a una temperatura de 170°, y los retiraremos cuando estén apenas dorados.