Fortaleza de frutos rojos, un sabor inigualable

blogerredas 26 enero 2011 0

Fortaleza de frutos rojos, un sabor inigualable



Buscando algunas recetas de postres para ofrecerles en esta ocasión, desde este blog hemos decidido llevarles hasta sus hogares los pasos para la realización de una delicia fresca, sabrosa, muy suave, y además tiene la particularidad de poder ser realizada muy rápidamente. Además, una buena característica de este postre es que al momento de realizarlo con motivo de una reunión, puede ser trasladado muy fácilmente debido a que al contener a la gelatina dentro de sus ingredientes, queda bien armado y no es necesario mantenerlo continuamente en la heladera.

Para esta receta necesitaremos 15 masitas de vainilla, 250 gramos de crema de leche, 300 gramos de pulpa de fruta, y 7 gramos de gelatina. Por otro lado, para el merengue vamos a requerir 3 claras, 100 gramos de azúcar y 50 cc de agua. Una vez que contemos con todo esto procederemos a comenzar con la realización del postre.

Primero batiremos la crema a punto medio, y llevaremos a la heladera, mientras procesamos las frutas elegidas (en este caso, arándanos y frutillas) y reservamos. Por otro lado, hidrataremos la gelatina con un poco de agua, y seguido de eso llevaremos a baño María para que se disuelva. Además, colocaremos en un recipiente el azúcar y el agua, para luego llevar al fuego.

Una vez realizado todo esto, empezaremos a batir las claras, hasta llegar al punto en que estén bien sostenidas, y cuando el almíbar que hemos llevado al fuego hace unos instantes rompa en hervor, agregaremos muy pausadamente las claras batidas, y batiendo al mismo tiempo, hasta que se entibie. De esta forma quedará un merengue bien firme.

Además, deberemos colocar papel aluminio en la base de un molde desmontable, y revestiremos también sus laterales, acomodando las vainillas, a las cuales se les deberá cortar la punta para que puedan apoyarse mejor. Al merengue que realizamos le agregaremos la crema, la pulpa de fruta, y la gelatina, mientras revolvemos bien para que todo quede perfectamente unido.

Volcaremos todo en el molde, y así solo resta llevar a la heladera por alrededor de tres horas, para luego retirar y decorar a gusto.