El panellet, dulce de Todos los Santos

Pablo 16 septiembre 2011 1

Dentro de la tradición repostera de Cataluña, Valencia y las Islas Baleares se encuentra el panellet, un delicioso dulce elaborado con una masa de azúcar, almendras, huevo y ralladura de limón. Su origen no está del todo claro, pero muy probablemente proviene de la repostería árabe, especializada, como sabemos, en los dulces con frutos secos. Sea cual sea su procedencia, lo cierto es que forma ya parte constituyente de la idiosincrasia de las citadas regiones. Tradicionalmente se come durante el Día de Difuntos o Todos los Santos; anteriormente, cuando era normal hacer vigilia por los fallecidos en la noche de dicha festividad, los panellets acompañaban a los dolientes.


Como hemos comentado, las almendras son el ingrediente básico, pero también existen variantes de recetas que añaden otra clase de frutos secos: piñones y nueces, sobre todo, aunque también cacao y otros ingredientes distintos como pueden ser las cerezas y el coco rallado. A lo largo de los siglos es habitual que muchos maestros pasteleros, siempre en constante competición por atraer a los consumidores, hayan desarrollado sus propias maneras de elaboración, que poco a poco han ido pasando al saber culinario popular.

Los panellets también se toman en otros momentos del invierno, como por ejemplo en Navidad, y rivalizan en popularidad con otros pequeños placeres de la temporada, como los mazapanes. En general, dada la importante tradición pastelera del norte de nuestro país, es posible encontrarlos en cualquier época del año. Si viajáis a Barcelona o Valencia, no dudéis en buscarlos y no os vayáis sin probarlos en alguna merienda.