Canelones a la Rossini

canelones

INGREDIENTES PARA LA MASA:

•  Harina: 500 gramos
•  Sal fina: 1/4 de cucharada sopera
•  Huevos: 2
•  Aceite: 2 cucharadas
•  Agua: 100 cm3, aproximadamente

PARA  EL  RELLENO:

•  Espinaca cocida y escurrida: 375 gramos
•  Huevos: 1
•  Paté de foie: 3 latitas
•  Pechuga de pollo cocida: 2
•  Jamón cocido: 300 gramos
•  Salsa blanca
•  Queso rallado: 1/2 taza tamaño té
•  Sal, pimienta y nuez moscada: a gusto

PARA LA SALSA BLANCA:

•  Manteca: 150 gramos
•  Harina: 100 gramos
«  Leche: 1 y 1/2 litro
•  Sal, pimienta y nuez moscada: a gusto

PARA ESPOLVOREAR:

•  Queso rallado: 3/4 de taza tamaño té
•  Pimentón dulce: cantidad necesaria

PREPARACIÓN:

Masa. Colocar la harina y la sal en un bol. Hacer un hueco. Agregar los huevos y el aceite. Mezclar los ingredientes del centro e ir incorporando el agua, a medida que se toma la harina, hasta formar una masa firme. Poner la masa en un bol, realizar un corte en cruz y dejar reposar a temperatura ambiente, cubierta con papel film para que la masa se distienda. Estirar la masa (puede utilizar máquina para pasta) hasta obtener 2 mm de espesor. Cortar rectángulos de 15 cm de largo x 12 de ancho. Cocinar los rectángulos en abundante agua hirviendo con sal, de a tandas, hasta que estén tiernos. Retirar y escurrir. Cortar la cocción con agua fría. Volver a escurrir. Acomodarlos sobre un lienzo o mantel espolvoreado con queso rallado. Espolvorear, también, la parte superior de los rectángulos. Reservar cubiertos con papel film. Relleno. Ubicar espinaca, huevo, paté, pollo y jamón cocido en la procesadora. Procesar hasta que estén picados, sin llegar a formar una pasta.  Pasar la preparación a un bol. Incorporar 400 gramos de salsa blanca y queso rallado. Condimentar con sal, pimienta y nuez moscada.  Armado. Distribuir el relleno en los rectángulos de masa y arrollar. Ubicar un poco de la salsa blanca en una fuente apta para horno y, encima, los canelones. Cubrir con el resto de la salsa blanca. Espolvorear con abundante queso rallado. Llevar a horno precalentado a temperatura caliente hasta que la pasta esté caliente y gratinada. Retirar y espolvorear con pimentón.

SALSA BLANCA:

Colocar la manteca en una cacerolita y llevar a fuego moderado hasta derretir. Agregar la harina. Mezclar hasta que los ingredientes se integren. Incorporar la leche caliente mientras se revuelve. Cocinar hasta que la salsa espese. Condimentar con sal, pimienta y nuez moscada a gusto.

ALTERNATIVA:

Si lo desea, puede comprar los rectángulos de masa en fábricas de pastas frescas o realizarlos con panqueques gruesitos.

PARA TENER EN CUENTA:

Cocinar la espinaca solamente con el agua del lavado y escurrir muy bien antes de utilizar. Se puede emplear también espinaca congelada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.