Torta real

Estrella 26 noviembre 2009 0

torta

INGREDIENTES:

PARA EL BIZCOCHUELO:

8 cucharadas de azúcar
8 yemas
1 cucharadita de esencia de
1 cucharadita de postre de esencia de vainilla
8 claras
8 cucharadas de harina
Manteca para el molde, cantidad necesaria

PARA EL GLASÉ REAL:

250 gramos de azúcar impalpable
1 clara
1 cucharadita de jugo de limón

PARA EL MAZAPÁN:

1/2 kilo de pasta de almendras
1 clara
Azúcar impalpable: cantidad necesaria

PARA EL ALMÍBAR:

2 tazas de azúcar
2 tazas de agua
1/2 taza de vino oporto

VARIOS:

1 frasco de dulce de durazno
1 clara
3  ó 4 cucharadas de dulce de leche de repostería

PREPARACIÓN:

BIZCOCHUELO:

Colocar en un bol el azúcar y las yemas y batir hasta que espesen (punto letra) y tomen color clarito. Añadir la esencia de vainilla. Batir las claras a nieve y verterlas sobre el batido de yemas. Espolvorear con la harina y unir con movimientos envolventes.  Verter la mezcla en un molde enmantecado y enharinado y hornear en moderado, de 30 a 45 minutos. Desmoldar sobre rejilla y dejar enfriar. Envolver en papel impermeable y dejarlo estacionar uno o 2 días.

GLASÉ:

Mezclar en un bol el azúcar, la clara y el jugo de limón. Batir con batidor de mano hasta formar una especie de mazacote. Si no se une, agregar un poquito más de jugo de limón. Seguir batiendo hasta que esté bien esponjoso. Está listo  cuando, al apoyar una  cuchara y levantarla de golpe, hace un piquito que  no se dobla. Reservar.


MAZAPÁN:

Colocar la pasta de almendras sobre la mesa (o en un bol), agregar la clara, sin batir, y mezclar con la mano nomás. Pasar por un tamiz  el azúcar impalpable. Agregar de a poco el azúcar tamizada para queque absorba, y amasar con la mano hasta obtener una masa maleable, que no se pegotee y se pueda modelar fácil. Reservar en una bolsita.

ARMADO:

Cortar el bizcochuelo estacionado en cuatro capas. Colocar una como base y rociar con almíbar mezclado con un poco de porto. Untar el bizcochuelo con una buena capa de dulce de durazno.  Tomar un trozo de mazapán , estirarlo finito con el palote, espolvoreando la mesa con azúcar impalpable tamizada (y el palote, también). Recortar en forma de disco con un diámetro igual al del bizcochuelo. Enrollar el disco en el palote espolvoreado con azúcar y deslizarlo sobre la torta, tapando el dulce de durazno. Batir una clara ligeramente, hasta que pierda su textura, y pintar el disco de mazapán. Aplicar sobre el mazapán otra capa de bizcochuelo. EBañarel bizcochuelo con almíbar y oporto y continuar intercalando dulce de durazno, discos de mazapán, etcétera… hasta terminar con una capa de bizcochuelo, pero sin emborrachar. Untar la última capa de bizcochuelo con dulce de leche de repostería, dejar orear un poquito y terminar con un último disco de mazapán. Pintar el contorno de la torta con dulce de leche y forrarla con una tira de mazapán. Presionar las uniones. Cambiar la boquilla por una de picos y trazar en el borde una guarda de copitos o florcitas o hacer la decoración que quiera. Dejar orear la torta a temperatura ambiente. (Hay quienes la hornean a temperatura suave para secar el mazapán). Por último, poner el glasé real reservado en una manga con boquilla lisa finita y hacer un enrejado en la superficie de la torta.

logo

Búsquedas Relacionadas:

  • torta real